Tira los dados

Los narradores comenzando con “Erase una vez” tendrán que contar una historia que una las 9 imágenes resultantes.

Comienza con la primera imagen que llame su atención y utiliza tres dados para el principio, tres para el desarrollo y los tres últimos para el final de la historia. Solamente hay una regla: no hay respuestas erróneas.