Print Friendly, PDF & Email

Preparamos un concierto

Se denomina concierto a la interpretación pública de música ante un grupo de personas que se ha reunido con el propósito de escucharla. Es un espectáculo lúdico en el que, básicamente, intervienen dos tipos de personas: intérpretes (músicos o cantantes) y público.

Para poder realizar el papel de intérpretes en un concierto tenemos que saber descifrar una partitura, conocer la dinámica de los ensayos y respetar las normas básicas de trabajo en equipo. A continuación, recordaremos algunas de estas cuestiones:

1. La elección de las obras

2. Distribución de las distintas partes o melodías

3. Trabajo en casa = trabajo individual

4. Ensayos en clase = trabajo en grupo

5. Anunciar el concierto

6. Ensayo general

7. El concierto: tocar en público

8. Tarea final

1. La elección de las obras

A la hora de organizar un concierto, lo primero que se ha de hacer es elegir las obras musicales que se va a interpretar. Para ello, se han de tener en cuenta los elementos que van a formar parte del espectáculo (características del concierto, de los intérpretes y del público), de manera que se asegure la adecuación de todos ellos. Servirá de ayuda plantearse cuestiones como las siguientes:

  • Sobre el concierto: ¿Dónde se va a realizar? ¿Quien lo organiza? ¿Hay algún patrocinador? ¿Por qué se organiza? ¿Cobrará alguien por realizar su trabajo o la colaboración es desinteresada en todos los casos? ¿Cómo se convocará al público?
  • Sobre el público: ¿A qué tipo de personas está dirigido? ¿Tienen todas ellas los mismos intereses, gustos, motivaciones (público homogéneo) o no (público heterogéneo)? ¿Tienen que pagar por asistir al concierto (precio de la entrada)? En caso afirmativo, ¿pagarán todas las personas del público la misma cantidad o el precio variará en función de la localización en la sala?
  • Sobre los intérpretes: ¿Son músicos profesionales o aficionados? ¿Hay algún solista? ¿Cobrarán por su trabajo o su colaboración es desinteresada? ¿Cada intérprete ha elegido libremente qué parte quiere interpretar según su experiencia o su formación previa? ¿Están todos de acuerdo en que es necesarioi la figura de un director/a de orquesta para organizar, dinamizar, unificar posturas y sacar el máximo partido de las sesiones de trabajo en grupo?

2. Distribución de las distintas partes o melodías

En la música siempre hay distintos papeles o partes que interpretar. Hay que tener en cuenta, desde el principio, que el resultado musical es la suma del esfuerzo de todas las personas que intervienen, con independencia del papel que realice cada una de ellas. Una composición musical es como un puzle en el que cada una de las piezas es importante y no puede faltar ninguna de ellas: Trabajo en equipo.

Para formar parte de este equipo/orquesta tenemos que saber qué es lo que cada uno de nosotros puede aportar al grupo y contribuir a que todas las personas del grupo se sientan cómodas y útiles dentro del grupo. Solo así el resultado será gratificante y el esfuerzo habrá merecido la pena. Es importante recordar…

  • Textura: En música se denomina textura al conjunto de partes o melodías que intervienen para construir esa música. Cada hilo, línea melódica o parte  tiene asignada una melodía y aparece escrita en un pentagrama concreto (numerado o identificado al principio de la pieza con el instrumento/voz que lo tienen que interpretar).
  • Sistema: En música los distintos pentagramas que suenan a la vez se agrupan con una llave {    a la que se denomina sistema. Tienes que tenerlo en cuenta a la hora de leer tu línea melódica para saltar al siguiente renglón de tu melodía.

Es aconsejable que cada intérprete decida qué melodía quiere interpretar en fincuón de su experiencia, motivación, el tiempo de estudio que decida dedicar, la dificultad de la partitura, etc. Para ello, se hará una lectura previa de todas las melodías a fin de conocer cómo suenan solas y qué dificultad tiene cada una de ellas. Para que una obra pueda presentarse en público deben interpretarse todas las melodías.

Pero lo más importante en nuestra “orquesta” es que todos los instrumentos estén bien  empastados.  Para ello cada intérprete tiene que aprender a empastar con los demás, es decir, procurar mezclar el sonido de su instrumento con el sonido de los restantes instrumentos del conjunto instrumental para conseguir un sonido conjunto homogéneo y equilibrado.

* Partitura: documento escrito en lenguaje musical.

3. Trabajo en casa = trabajo individual

Cada músico ha de familiarizarse, primero, con la parte melódica que tienen que interpretar porque así se ahorra tiempo, aprende más deprisa y con menos esfuerzo. Los pasos que hay que seguir para que cada uno aprenda su parte siempre son los mismos: es lo que se conoce en música como “trabajo individual” y son:

  • Lectura musical: Primero, señalar los renglones que se deben interpretar (se pueden marcar con un fluorescente al principio de cada renglón). Fijarse bien dónde hay doblebarra, puntos de repetición para saber cómo se organiza la partitura (Forma musical). A continuación, comprobar que se conoce la clave en la que está escrita la melodía y su compás para indentificar las notas. La primera lectura siempre se tiene que hacer muy despacio y con la ayuda de la mano para marcar el compás. Cada nota tiene una altura, una duración y una intensidad concreta y hay que ir fijando todo bien desde el principio.
  • Aprender las notas en el instrumento: Hay que estudiar despacio, fijándote en las posiciones y controlando los dedos. ¡No hace falta tocar! para estudiar en casa la melodía es suficiente con ir leyendo la partitura mientras se van colocando los dedos en la flauta o haciendo el gesto con las baquetas. Cuando esta parte salga sin excesiva dificultad se puede empezar a tocar.
  • Tocar en casa: Este último paso del trabajo individual no se puede dar en cualquier momento, lugar y sin pensar en los demás. La música, por muy bonita que nos parezca, puede molestar si la tocamos inoportunamente convertiéndose así en un “ruido” insoportable. Hemos de ser conscientes de que podemos molestar a las personas con las que convivimos. Pro tanto, debemos prestar un poco de atención y ser cuidadosos a la hora de elegir dónde, a qué hora, en qué lugar tocamos.

4. Ensayos en clase = trabajo en grupo

Una buena interpretación es aquella ejecución de una obra musical que surge como resultado de la materialización (en sonido) por parte del intérprete de la partitura (en la que aparece las instrucciones del compositor/a). El resultado depende tanto de cómo es capaz cada músico de descifrar  e interpretar la notación musical como de los criterios interpretativos que establezca el director/a de la orquesta.

Funciones de la dirección: corregir, ajustar, limpiar acordes, gestos…

El trabajo del director o directora orquestal consiste en conjuntar a los músicos y fijar un criterio interpretativo común. Ello obliga a un intenso trabajo en equipo en los ensayos previos a la actuación. No sólo debe supervisar todos los aspectos técnicos, sino también transmitir sus ideas a todos los miembros de la orquesta. A veces deben ejercer también la función de arreglista*.

Indicaciones interpretativas

Se denomina indicaciones interpretativas a las palabras, abrevisaturas y símbolos utilizados en la partitura para indicar aspectos referidos al tempo,  dinámicas o matices, indicaciones de fraseo, articulaciones, indiaciones expresivas, etc. El o la directora es quien tienen qe fijar un criterio interpretativo común para conjuntar a todos los músicos. Este tipo de indicaciones son las responsables de que la la obra gane en “musicalidad” y consiga emoionar al público.

Ensayos y normas de trabajo en orquestal

Si un intérprete se especializa en tocar un instrumento, su rendimiento mejorará notablemente y el conjunto orquestal ganará en calidad musical. Pero el reparto del trabajo no es lo único que hay que tener en cuenta: también son necesarias una normas básicas como guardar silencio, colocarse en pequeños, respectar los turnos de palabra, concentrarse y seguir todo lo que se comenta (aunque no se refiera a mi parte melódica), anotar las indicaciones del director en nuestra partitura, etc.

5. Anunciar el concierto

Los espectáculos musicales de todo tipo no sólo requieren músicos y cantantes sino también un gran aparato organizativo en el que intervienen diversos profesionales. Los conocimientos de escenógrafos, ingenieros de sonido, regidores, figuristas, etc. también son importantes para el éxito.

  • Escenario, atriles y atrezzos… 
  • Carteles: se necesita una buena promoción y publicidad del evento.
  • Programa de mano o programación del concierto:  

6. Ensayo general

El ensayo general es la recreación, la víspera de su celebración, de un concierto. Se pretende que todo salga tal y como se ha previsto. Por ello, es necesaria la misma concentración (máxima) que el día del concierto. Si se trata de una ópera o musical, el vestuario y el maquillaje serán exactamente iguales que en el estreno (en los ensayos normales no se utiliza el vestuario). Además, hay que estar muy pendiente de que todo esté preparado y listo para el estreno: focos, entradas y salidas del escenario, etc.

7. El concierto: tocar en público

En la actuación ante el público, lo primero y más importante es la serenidad: todo el trabajo previo de ensayos y el estudio en casa sale si uno/a guarda la calma y está concentrado/a.

El concierto produce mucha expectación, y por ello hay que tomárselo en serio desde el principio. El éxito depende del trabajo previo realizado por lo que es imporante dedicar el tiempo necesario para aprender bien todo… Esto dará confianza y se disfrutará interpretando música en directo.

* Arreglista: es aquella persona que hace arreglos musicales, es decir, que adapta una composición para un grupo de instrumentos diferente de aquél para el que fue originalmente compuesta.

Tarea:

1. Realiza un esquema que SINTETICE la información que aparece en este post ( max. una cara de un folio). Incluye lenguaje musical, visual y símbólico en el esquema.

2. Cuestionario Preparamos un concierto.