Según las dimensiones de la obra musical, consideraremos formas musicales simples a todas aquellas composiciones breves compuestas en un solo movimiento o parte. Las formas simples pueden tener una estructura formal binaria, ternaria, minuet, rondó, de tema con variaciones…
Se denominan formas completas a aquellas obras musicales extensas y divididas en tres o cuatro movimientos. Así son las sinfonías, cuartetos, sonatas… Cada uno de esos movimientos tiene una estructura musical interna, el más habitual es la forma Allegro de sonata.

Formas musicales habituales

¿Cómo se organiza un “allegro de sonata”?