Aud CHOPIN: Nocturno en mib mayor op.9 nº2

  • Fréderic Chopin dedicó toda su producción compositiva al piano; se dice que con él nace el estilo pianístico moderno.
  • Chopin vivió y trabajó en París, donde se codeó con los intelectuales y artistas más importantes de Francia.
  • Su catálogo incluye estudios -piezas de estudio sumamente virtuosistas y técnicas- nocturnos (que son como meditaciones), preludios y danza (mazurcas y polonesas), así conciertos para piano.
  • Su nocturno op 9 nº2 es unas de sus piezas más conocidas.

En mi  bemol mayor, este conocido nocturno presenta una forma de rondó, aunque la primera parte se repite de manera más ornamentada antes del comienzo de la segunda parte. Cada vez que se repite se vuelve a emplear ornamentación. Así, de esta manera, el nocturno tiene una forma A-A’-B-A’-B-A’-C.

El tempo indicado es un tranquilo andante (algo totalmente inusual al tratarse de un rondó.) El resultado es una melodía suave que da la sensación de fluir lentamente, sin dejar de lado una especie de tristeza subyacente, característica de toda la obra de Chopin. El protagonismo de la melodía se realza con el acompañamiento que interpreta la mano izquierda, creando juntas una textura melodía-acompañada típica de este tipo de piezas breves para piano. La sección final, concretamente desde el penúltimo pentagrama, se debe tocar con un extraño senza tempo, es decir, “sin tiempo”.

Nocturno-Op.9-2