Quinta Sinfonía o Sinfonía nº5 en Do menor Op. 67 (frag. primer movimiento)

Beethoven compuso esta obra entre 1804 y 1808: Es una de las composiciones más interpretadas de la música clásica.

Consta de cuatro movimientos: empieza con un Allegro con brio, continúa con un Andante y finaliza con un moviemiento con forma Scherzo seguido ininterrumpidamente de un Allegro.

Desde su estreno en Viena en diciembre de 1808, dirigida por el compositor, la obra adquirió un enorme prestigio a lo largo del siglo XIX y XX, popularidad que continúa en la actualidad. Se la considera como «una de las obras más importantes e influyentes de todos los tiempos».

Aud BEETHOVEN: Quinta Sinfonía

Retrato de Ludwig van BEETHOVEN

1. El motivo de la Quinta Sinfonía

Esta sinfonía arranca con un enérgico motivo  de cuatro notas ‘corto-corto-corto-largo’ (ta-ta-ta-taa). El motivo se repite dos veces.

¿A qué llamamos “motivo” en música?

A grupo de notas o fragmento melódico-rítmico característico y muy reconocible, con fuerte carácter y personalidad, que funciona como un gérmen musical capaz de generar temas  musicales a partir de él (o incluso movimientos completos).

Motivo lo teneis señalado (azul y rojo) en la partitura de la derecha.Aunque el circulo azul señale solo a los clarinetes, el motivo es intrepretado al unísono por muchos instrumentos de la orquesta: la familia de viento madera ( flautas, oboes, clarinete y fagot. ) y los de la familia de las cuerdas (violines, violas,  violonchelos y contrabajos).

Describir el motivo de la Quinta

  • Todo el primer movimiento de la Quinta Sinfonía se basa en este famoso motivo rítmico-melódico formado por las figuras corchea- corchea- corchea- blancaaa y las notas Sol- Sol- Sol -Miiii, ___ Fa -Fa- Fa- Reeee.
  • Tras la presentación inicial (interpretado por instrumentos al unísono), (seg 6 del 1er movimiento), el motivo aparece tratado en secuencia, es decir, repitiendo imitaciones (notas que dibujan el mismo intervalo y ritmo) que se van sucediento paulatinamente por diferentes familias de instrumentos.
  • El motivo va sufriendo transformaciones: por ejemplo (seg 43, 1er movimiento) a las cuatro notas iniciales se añadien otras notas largas (blancas) al final, provocando un efecto de alargamiento.

2. ¿Cómo se estructuran las Sinfonías?

La sinfonía se organizan de cuatro movimientos (macroforma), cada uno con un tempo y una estructura formal interna (microforma). Una Sinfonía en esta época, suele tener una duración aproximada de 30 minutos. En el caso de la Sinfonía nº5 sus movimientos se denominan:

  1. Allegro con brio
    (en este post sólo analizaremos este movimiento)
  2. Andante con moto
  3. Scherzo. Allegro
  4. Allegro

3. Orquestación (formación tímbrica):

Las sinfonías del periodo Clasico y Romántico están escrita para una plantilla orquestal formada por cinco  familias instrumentales:

familia de vieno madera (2 flautas, 2 oboes, 2 clarinetes, 2 fagotes ),

familia viento metal (2 trompas , 2 trompetas, 3 trombones

familia de percusión (timbales) y

familia cuerdas (violines, violas, violonchelos y contrabajo)

4. Análisis del primer movimiento (Allegro con brio)

I. Allegro con brio

EXPOSICIÓN (desde 0:00 a 4:37)

Tema A (0:00 al 0:46)

Tema B (0:47 al 1:24)

DESARROLLO:

REEXPOSICIÓN (desde )

 

CODA (desde 6:20 a fin)

El primer movimiento de esta sinfonía comienza con el motivo de cuatro notas, uno de los más conocidos en la música clásica, interpretado dos veces por cuerdas y clarinetes al unísono. (1)

Este primer movimiento está escrito en forma allegro de sonata:

Con el motivo (hasta el segundo 0:07) se presenta el primer tema (tema A) de la EXPOSICIÓN.

El motivo se caracteriza por su fuerza rítmica implacable y vehemente y cierta “ambigüedad tonal” (entre las notas que suenan no aparece la de la tonalidad del movimiento, do). Esta  ausencia de definición armónica genera una expectativa y una tensión que se resuelve a continuación, pues en el siguiente pasaje, aparece el motivo nítidamente armonizado en do menor.

Este enérgico motivo toma después forma en las cuerdas, con imitaciones contrapuntísticas libres (0:20 al 0:45). Estas imitaciones se alternan unas con otras con tanta regularidad rítmica que aparecen como una melodía simple que discurre y se convierte así en el tema principal del movimiento. Según va evolucionando, el motivo se desarrolla dramáticamente, con cambios súbitos de intensidad y arrebatadores crescendos. Su esquema inicial o patrón rítmico siempre está presente a lo largo de todo el movimiento (y en toda la sinfonía).

Después de una rápida modulación aparece un nuevo tema presentado por las trompas, una extensión melódica del primer tema. En esta nueva tonalidad, aparece el tema B que destaca por tener un ritmo más tranquilo.

Para cerrar la exposición del movimiento (1:17) se sucede una serie de cadencias en crescendo nos anuncian el final de la exposición siempre con el motivo rítmico del motivo incial de la sinfonía.

Toda esta sección (exposición) se repite el minutto 1:26 y el 2:49.

El DESARROLLO a partir de un fragmento del tema A nos conduce por varias tonalidades y lleva el dramatismo a extremos álgidos. Destaca un pasaje en donde se alternan acordes de las cuerdas y las maderas (3:35 al 4:15) y termina en una lejana región tonal en modo menor.

 

Después de una breve elaboración contrapuntística, el tema termina en uno de esos “momento beethoveniano de agotamiento” (4:30) en el que el primer tema reaparece (REEXPOSICIÓN). Antes del puente que lleva hacia el tema secundario se escucha un solo de oboe muy expresivo y melancólico (a 4:30 al 4:40), en estilo casi improvisatorio.

Una larga CODA finaliza el movimiento.

Notas

(1) Sobre el motivo de “la llamada del destino” de la quinta Sinfonía:

Existe un considerable debate acerca de cómo interpretar estos compases, sobre todo debido a la presencia de calderones en la cuarta y la octava nota, y el silencio al inicio de cada motivo. Algunos directores lo hacen en el tempo de un allegro, otros se toman la libertad de darle mas peso e interpretarlo en un tempo más lento y pesado, llegando al tempo allegro después; otros los interpretan con un molto ritardando (haciendo gradualmente más lenta cada una de las cuatro notas).